prepare su estacion para que posea un sistema de cuidado ambiental
Logo.png
Gilbarco_Banner-Blog_v2.png

Tecnología con un toque humano

Siga nuestro Blog

Claudio Mota
4 motivos para tener una gestion automatizada en su estacion de servicio
Objeto-Inteligente-de-Vetor.png

Certificación Dr. Veeder

El certificado Dr. Veeder es un sello de calidad que valida la expertise de los autores de nuestro Blog.

Conozca Más

Medición manual x automática: beneficios de los sistemas

13 de septiembre de 2018

Muchas estaciones de servicio en Brasil aun utilizan la medición manual como regla para controlar el stock de combustibles. Este método, además de inexacto, produce una falta de control financiero con mediciones erróneas, no es aconsejable desde el punto de vista de la seguridad. Inclusive, la nueva legislación obliga a las estaciones a invertir en sistemas de medición automática para evitar riesgos de desastres ambientales y asegurar la seguridad de los trabajadores.

Vea una comparación entre la medición manual y la medición automática y conozca los beneficios de invertir en sistemas automatizados.

Medición manual 

En las estaciones de servicio que realizan la medición manual, el empleado tiene que abrir la tapa del tanque, usar una regla y marcar el volumen de combustible en una tabla. Además de trabajoso, la medición manual no es exacta, involucra riesgos y significa tiempo y recursos desperdiciados. 

  1. Uno de los problemas es conocer, con exactitud, cuanto combustible aún hay en el tanque y cuanto se puede descargar, para evitar que se rebase el combustible. El proceso totalmente manual requiere el uso de EPIs (tales como máscara, casco, guantes, etc.) y se debe realizar varias veces para obtener la máxima precisión posible. Además: al asignar un empleado para realizar la medición, la estación se queda sin un empleado para atender y esto puede provocar la pérdida de ventas.
  2. Durante el proceso de descarga de combustible, la recomendación es parar el repostaje de vehículos en las bombas conectadas al tanque. Cuando el proceso se realiza de modo manual, el tiempo del procedimiento y la interrupción del repostaje es mayor, eso representa pérdida.
  3. La estación tiene que tener certeza de lo que se ha vendido en las bombas conectadas a este tanque. Y los cálculos dependen del trabajo de diferentes empleados, que trabajan en diferentes turnos. Mediciones diferentes conducen a diferentes cantidades Es obvio que la medición manual provoca errores humanos.
  4. Varios factores, como la temperatura del combustible y el ángulo de inclinación del tanque, pueden provocar inexactitud en la medición del volumen. Esto se debe a que el combustible reacciona con el calor, expandiéndose o contrayéndose.
  5. Un problema producido por esta imprecisión es la falta de control financiero con mediciones erróneas. No se puede saber exactamente cuánto combustible la estación está efectivamente recibiendo y cuánto debe pagar por eso; ni saber cuánto se está vendiendo en las bombas con exactitud.
  6. Sin ese control del volumen de combustible en los tanques, es más difícil identificar posibles pérdidas con fugas, que pueden provocar desastres ambientales que producen multas muy caras. 
  7. La inexactitud también puede camuflar pérdidas debido a hurto de combustible y adulteración (reemplazado por agua, por ejemplo).
  8. También hay pérdida de combustible debido a la evaporación de gases, que son tóxicos para los empleados. En el caso de la medición manual, el empleado de la estación está más expuesto a estos vapores debido al proceso de descarga de combustible, por ejemplo, que exige la presencia del empleado para supervisar todo el proceso y también pueden ocurrir pérdidas cuando las bombas no están ajustadas adecuadamente.
  9. Un aspecto que se debe tener en cuenta es el margen de error con relación a la capacidad del tanque, que teóricamente no debe exceder el 3%, según las normas técnicas (NBR -13312) de la Associação Brasileira de Normas Técnicas (ABNT). Con la medición manual es más difícil calcular esta capacidad total
  10. La estación de servicio debe emitir informes sobre el volumen de combustibles recibido y vendido (el denominado inventario). El proceso manual es moroso, inexacto y siempre está sujeto a errores humanos. Es obligatorio registrar todo el movimiento en el Libro de Movimiento de Combustibles (LMC). El LMC exige el llenado de las facturas de compraventa de producto y lectura del stock físico diario de cada tanque. Es importante resaltar que la diferencia entre lo que se ha comprado y lo que se ha vendido (pérdidas y sobras de producto) no puede ser superior al 0,6%.

Medición automática

El uso de sistemas automáticos de repostaje ofrece informaciones valiosas para asegurar el volumen real del tanque y la gestión de todo el proceso, para evitar pérdidas.

  1. El sistema realiza la medición automática de la cantidad de combustible en el tanque, sin la necesidad de que un empleado realice la operación. Inclusive, la NR9 (norma que regula la actividad) establece plazos para que las estaciones de servicios en todo el territorio nacional adopten sistemas electrónicos para el control de los combustibles en stock para evitar exponer a riesgo los trabajadores, así como desastres ambientales.
  2. Con la automatización de procesos, el repostaje de los vehículos no tiene que ser interrumpido durante mucho tiempo en las bombas conectadas al tanque que recibirá el combustible. Y el sistema calcula con precisión la cantidad de combustible que se está recibiendo y genera automáticamente los informes exigidos por la legislación vigente.
  3. Las estaciones que utilizan sistemas automatizados pueden saber efectivamente cuanto combustible han recibido. Y, también optar por sistemas de reconciliación, además de tener un control sobre lo que se ha vendido efectivamente.
  4. Otra ventaja del sistema automático es que, en el momento que la estación recibe la descarga, el sistema produce un informe completo. Se puede saber, cuánto combustible había en el tanque, cuánto se ha agregado, y el sistema aun realiza una compensación de temperatura, considerando que lo ideal es 20°.
  5. Esta precisión en los cálculos, a lo largo del tiempo, produce un ahorro importante en el momento de la compra de combustible. Esto debido a que el sistema, puede saber con exactitud cuanto combustible ha sido comprado y comparar los datos con la factura.
  6. El sistema emite alertas, en tiempo real, sobre cualquier tipo de pérdida en el sistema, esto reduce riesgos ambientales y ayuda a identificar fugas.
  7. Este control evita, inclusive, riesgo de fraudes. Es sabido que han ocurrido casos que el volumen declarado no fue el mismo entregado. Sin mencionar los casos de hurto de combustible del tanque por empleados y la adulteración de combustible (reemplazado por agua, por ejemplo). El sistema emite alertas sobre cualquier tipo de pérdida de combustible.
    La adopción de un sistema automatizado permite reducir, por ejemplo, la exposición a riesgo de los empleados de la estación por inhalación de gas benceno.
  8. El sistema automatizado permite realizar cálculos exactos para determinar cuál es la capacidad real del tanque, esto garantiza más seguridad en el momento de realizar nuevos llenados de los tanques. Esto evita, por ejemplo, que el tanque se rebase, lo que representa un serio riesgo de accidentes.
  9. Con el sistema de medición y monitoreo se producen informes precisos, en tiempo real, que alertan sobre cualquier pérdida súbita de combustible en el tanque de la estación. Es importante resaltar que estas posibles variaciones entre todo el proceso, del combustible comprado a lo que se ha vendido efectivamente, por decisiones de (ABNT), no puede exceder el 0,6%. Es la denominada reconciliación de inventario. Cada estación debe realizar la denominada reconciliación del sistema, que es fácilmente realizada por el sistema automatizado

¿Desea invertir en medición automática? Conozca las soluciones para su estación de servicio.

CTA_Plan_de_Negocios _para_estaciones

Compartilhe: