Antônio Cristóvão
Tiempo de lectura: 4 minutos – 22 de septiembre de 2017

¿Construir o comprar una estación de servicio?

Quien administra estaciones de servicio y comprende las dinámicas del mercado en que trabaja sabe que las estaciones de servicio son propiedades que pueden ser negociadas como cualquier otro inmueble. La compra y venta de estaciones es una práctica común y de vez en cuando es adoptada por redes o propietarios que buscan expandir sus negocios.

Cuando la intención es expandir el negocio, ¿comprar una estación de servicio es mejor que montar un nuevo emprendimiento? Esta pregunta es exactamente el tema central de nuestra nueva publicación.

A continuación, presentamos algunas ventajas y desventajas de comprar una estación de servicio o construirla de cero. Nuestro objetivo es ayudarlo a tomar la mejor decisión para su modelo de expansión de negocios.

Ventajas de construir una estación de servicio 

Sin duda la gran ventaja de empezar una estación de servicio desde cero es la menor inversión que hay que hacer de una sola vez. Como construir un emprendimiento de este porte toma tiempo, la inversión en obras y equipos ocurre de forma gradual. De la misma forma, después de la apertura de la estación de servicio, el aumento de las ventas ocurre día tras día de forma que los inversores tienen un plazo mayor para desembolsar el capital de trabajo necesario, principalmente en lo que se refiere a las existencias de combustible y demás productos.

Otra ventaja relacionada a los costos es el hecho de que el precio de una estación de servicio nueva no incluye la cartera de clientes, ya que el volumen mensual de la venta de combustible de una estación de servicio es uno de los principales factores que determina el costo de adquisición, o sea, en una nueva estación de servicio, este costo de adquisición del negocio no existe.

Además de las cuestiones financieras, empezar una estación de servicio de cero da la libertad para dimensionar mejor el tamaño del emprendimiento. En un lugar donde no hay mucho tránsito, no se justifica gastar mucho dinero con la instalación de varios surtidores, por ejemplo. En el caso de una estación de servicio existente, cualquier cambio en el sitio exigirá reformas, algo que encarece un poco más el costo final de la adquisición.


Desventajas de construir una estación de servicio


Al abrir una nueva estación de servicio, los propietarios pueden —y deben—realizar una prospección de ventas y un análisis del escenario local para entonces dinamizar factores como existencias, número ideal de empleados y el capital de trabajo envuelto en el primer mes de actividades. El problema es que, aun con este análisis, el mercado puede presentar sorpresas que afecten lo planificado. Al comienzo de las actividades de una estación de servicio, la gestión trabajará con una expectativa y no con un número sólido, por eso, es necesario ser bien cauteloso al inicio de las operaciones. Toma un tiempo hasta que la estación de servicio entienda la real dinámica del mercado donde está introducida y cuáles son las necesidades inmediatas del negocio.

Otro factor que debe considerarse son las licencias necesarias para la apertura de una estación de servicio. La reventa de combustibles es algo controlado y fiscalizado de cerca por órganos ambientales, la municipalidad, entre otros. Tanta fiscalización significa que la estación de servicio necesita adecuarse a los procedimientos burocráticos, como la emisión de licencia de operación y la realización de inspecciones. Muchas veces una estación de servicio está lista para funcionar, pero no puede abrir las puertas debido a algún problema con la documentación, y eso genera muchos perjuicios. Queda claro que un buen equipo de asesoría (contable, jurídica y técnica) resuelve este tipo de problema con eficiencia, pero no siempre es fácil deshacerse de las trampas de la burocracia.

Ventajas de comprar una estación de servicio

Quien opta por la compra de una estación de servicio existente encontrará como principal ventaja el hecho de estar adquiriendo un negocio ya establecido. Esto significa que los gestores tendrán menos trabajo para reestructurar las operaciones. Algunos prestadores de servicios importantes (vigilantes, contadores y empresas que realizan acciones como mantenimiento de equipo y control de seguridad en el trabajo) ya están envueltos con la realidad de la estación de servicio y es posible preservar los contratos de prestación de servicios, aun después del cambio en la dirección del establecimiento. Mantener los proveedores es una gran ayuda y elimina la necesidad de buscar proveedores, algo que toma tiempo y requiere mucho cuidado.

Otra ventaja interesante de adquirir una estación de servicio es que esta ya está lista para operar luego de la compra. A diferencia de un establecimiento nuevo, que necesita preocuparse con la emisión de los documentos necesarios y pasar por todos los tramites de fiscalización y control. Además de esos detalles, vale resaltar que una estación de servicio en operación cuenta con datos consolidados sobre ventas, movimiento y flujo de caja, lo que elimina la incertidumbre financiera de los primeros meses de operación. 

Desventajas de comprar una estación de servicio

Cuando se compra una estación de servicio que está en operación, los nuevos dueños adquieren un pasivo legal, ambiental, tributario, laboral, etc. Esto significa que los nuevos propietarios pueden asumir los problemas iniciados en la gestión anterior. Como ejemplo podemos citar una demanda laboral presentada contra el establecimiento.

Aunque los propietarios hayan cambiado, la justicia considera que los nuevos gestores conocen la realidad del establecimiento que acaban de adquirir, o sea, todo y cualquier problema judicial será asumido por la nueva administración.

Esta realidad nos ha hecho acordar de otro problema que puede acompañar la compra de una estación de servicio existente: las sorpresas. Infelizmente, al negociar algo de la magnitud de una estación de servicio, muchos propietarios enmascaran algunos problemas con el objetivo de vender el negocio lo más rápido y fácilmente posible.

Este tipo de conducta es extremadamente cuestionable, pero lamentablemente puede suceder. Por eso, cuando un grupo de inversores decide comprar una estación de servicio ya en operación, es muy importante evaluar muy bien aspectos fundamentales como salud financiera y situación ante la justicia. En el caso de que los nuevos propietarios no hagan una buena investigación, futuras sorpresas desagradables pueden comprometer el seguimiento de los negocios.

Estas son algunos aspectos importantes que recomendamos sean tenidos en cuenta, al momento de decidir entre comprar una estación de servicio existente o montar un nuevo emprendimiento. Recuerde que tomar una actitud sensata y estudiada a fondo evita grandes trastornos financieros y aumenta las chances de éxito de su negocio, por eso, ¡piense bien antes de elegir la mejor opción!

  • Compartir

Resultado da busca

Comentarios

Contenidos exclusivos con la propiedad de quien entiende de su negocio.

Suscríbase al boletín de noticias

Nova call to action